Saltar al contenido

Seguros bancarios

Seguros bancarios

Suele pasar en que la mayoría de las bancas practican falsa venta de productos, esto quiere decir que venden otros objetos que son totalmente diferentes a lo que se contrata, en donde de alguna manera te obligan a pactar una serie de productos, para que así  te autoricen un préstamo de cualquier tipo o el que necesites.  En esta venta cruzada de productos se encuentran contrataciones de cualquier tipo de seguros.

Debemos tener en cuenta que estos bancos al poseer una gran cadena de sucursales y de agentes, una cartera de cliente numeroso y una imagen reconocida ante el público se presta para que estas instituciones hagan este tipo de negocios fraudulentos.

¿Cómo se benefician?

Son bastante las ventajas que nos suministran las aseguradoras bancarias para la venta de sus seguros. Por lo general  estas sociedades se benefician con el nombre comercial de la empresa que las distribuye, haciendo que den credibilidad  al público, además de eso la confianza que da la entidad bancaria, que por lo general son mayores que las que ofrecen las aseguradoras.

Debemos siempre tener en cuenta de los seguros que son asociados a productos bancarios como lo son solicitar una hipoteca o poseer una tarjeta, conlleva que en muchos casos solicitar un seguro no siempre es gratuito. Tenemos que saber que uno de los objetivos de cualquier entidad bancaria que se valore es buscar fidelidad en sus compradores ofreciéndoles una cantidad de regalos para complementar su oferta comercial, por eso es que en muchos bancos su estrategia es ofrecer al mercado seguros gratuitos vinculados.

Cuando se obtiene una hipoteca, los servicios se adquieren de una tarjeta de crédito o se llevan a nómina, es posible suscribir estos seguros gratuitos.

 Â¿Pero en realidad están libres de gastos?

Se debe aclarar que si el cliente no los cancela, no significara que estos sean gratuitos, sino que estos ya correrán por cuenta del banco ya que la ley les manda a tomar esta atribución.

La mayoría de estas entidades le ofrecen a sus clientes seguros vinculados a las tarjetas de crédito, debito o un cheque, pero siempre y cuando debe aclararse al cliente que estas pólizas funcionan como un extra y que no reemplazaran ninguna responsabilidad de estas instituciones.

Las entidades bancarias los seguros que ofrecen o cubren son los riesgos propios causados por ellos mismos como lo son:

Infidelidad de empleados: Escuda las pérdidas  de los resultados de forma directa donde  los empleados del asegurado han cometido algún tipo fraude.

Local y Perdidas: Resguarda cualquier propiedad que tenga que ver con  atraco, robo o desaparición de forma inexplicable. Causado por terceras personas de diferentes formas así sea por daños o pérdidas.

Tránsito: Cubre los daños o perdidas de las diferentes pertenencias aseguradas, siempre y cuando estas estén en circulación por límites establecidos en la póliza.

Falsificación: Cubre las pérdidas de falsificación emitidas en cualquier cheque, letras de cambios entre otras.

Extensión de falsificación: responderá por las pérdidas de los documentos que sean comprobados que han sido falsificados.  

Moneda falsificada: cubre de una manera correcta algún efectivo o papel moneda que ha sido entregado de manera falsificada.

Responsabilidad legal cajas de seguridad: responderá por las pérdidas causadas de las pertenecías contenidas en las cajas aseguradas que pertenecen a los clientes. 

Estas decepcionantes prácticas bancarias en lo que es la venta de seguros han hecho que en periódicos, revistas y en la web hablen del tema, donde las personas hablan de dónde pueden denunciar, que le den consejos y cómo hacer para no caer de nuevo este fraude, es por eso que debemos tener siempre cuidado al obtener un seguro bancario, siempre demos leer antes de firmar y ver bien las pautas que están señaladas en dicho seguro.